YT Peak - шаблон joomla Joomla

Triduo a San Vicente

San Vicente de Paúl

sanvicente04 jpg

El gran apóstol de la caridad
Nació en Pouy (Francia) en 1581 y murió en 1660. Siendo todavía muy joven ayudó a la economía familiar trabajando como pastorcillo de un rebaño de ovejas. Estudió en Zaragoza y en Toulouse. Muy joven fue ordenado sacerdote. Recibió importantes colocaciones y llegó a ser nombrado capellán de la reina Margarita de Valois. Fue hecho prisionero por unos piratas berberiscos durante una travesía de Marsella a Narbona y vendido en Túnez como esclavo. Durante unos meses pudo conocer de cerca la vida penosísima de los esclavos, atados con cadenas, desnudos y expuestos a las inclemencias del frío, el viento y el sol.
Una vez liberado, su influencia hizo mejorar la legislación y consiguió para ellos un trato más humano y ayuda religiosa. Se dio cuenta también de la falta enorme de instrucción religiosa de los campesinos y se aplicó a poner remedio. Trató con personajes importantísimos de su época: Bossuet, san Francisco de Sales, el cardenal Bérulle y la alta sociedad de París, muy deseosa de una espiritualidad profunda.


Fundó la Congregación de la Pasión (religiosos lazarislas o paúles, que se dedican a ir a las misiones y a la formación del clero en los seminarios), la Cofradía de Damas de la Caridad y su paralelo, los Servidores de los Pobres (para hombres), y las Hijas de la Caridad, en unión con la admirable santa Luisa de Marillac, para servicio de las clases pobres y sufrientes.


BREVE CRONOLOGÍA


* El 24 de Abril de 1581 nace en Francia (Pouy, cerca de Dax)
* El 23 de Septiembre de 1600 es Ordenado sacerdote
* El 1624 conoce a Luisa de Marillac
* El 1625 funda la Congregación de la Misión
* El 1633 funda la Compañía de las Hijas dela Caridad
* El 27 de Septiembre del 1660 muere en París


TRIDUO A SAN VICENTE DE PAÚL
ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

Dios todopoderoso y eterno, que llenaste de caridad el corazón de san Vicente de Paúl, escucha nuestra oración y danos tu amor. A ejemplo suyo, haznos descubrir y servir a Jesucristo, tu Hijo, en nuestros hermanos pobres y desdichados. Que en su escuela aprendamos a amarte a Ti con el sudor de nuestro rostro y la fuerza de nuestros brazos. Por sus oraciones, libra nuestras almas del odio y del egoísmo; haz que todos recordemos que un día seremos juzgados sobre el amor. Oh Dios, que quieres la salvación de todos, danos los sacerdotes, las religiosas y los apóstoles seglares que tanto necesitamos. Que sean entre nosotros los primeros testigos de tu amor. Virgen de los pobres y Reina de la Paz, obtén para nuestro mundo dividido y angustiado, el amor y la paz. ASÍ SEA.


Tema 1.
LAS MÁXIMAS EVANGÉLICAS

• Ritos iniciales.
• Oración preparatoria para todos los días.

ENCUENTRO CON LA PALABRA:
El perfil de Dios no puede descubrirse sin “LOS POBRES”
No conoce a Dios quien no realiza la justicia (Dt. 24, 14-15). Cuando pretendemos acercamos a
Dios al margen de la preocupación por los hombres. Hacemos de Dios un ídolo. (Isaías 1, 10-17) (Isa. 58, 6-7) (Jeremías 7, 4-7).

Reflexión
¿Cuáles son estas máximas? Hay un gran número de ellas en el Nuevo Testamento, pero las principales y fundamentales son las que se detallan en el sermón que tuvo nuestro Señor en la montaña, que comienza: «Bienaventurados los pobres de espíritu» (Mt 5, 3).

Pongamos por ejemplo ésta, que es de las fundamentales: «Id y tened con vuestro prójimo, el mismo trato con que os gustaría ser tratados» (Mt 7,12). Esta máxima es la base de la moral, y sobre este principio se pueden regular todas las acciones de la justicia secular. Y como toda conclusión que se saca de uno o varios principios tiene que mostrar con seguridad lo que ordenan para la práctica de la virtud, o lo que prohíben para la huida del vicio, así también de estas máximas evangélicas se sacan consecuencias ciertas que llevan, según los designios de nuestro Señor, no sólo a huir del mal y a seguir el bien, sino también a procurar la mayor gloria de Dios, su Padre, y a adquirir la perfección cristiana.

Para tener una mayor inteligencia de estas máximas y distinguir mejor las que obligan de las que no obligan, es conveniente añadir que hay algunas que obligan a su observancia, como éstas: «Guardaos de toda avaricia» (Lc 12,15), «Haced penitencia» (Mt 4,17), porque son mandamientos absolutos. Otras no obligan más que a la disposición de recibirlas en caso necesario, cuando se le propongan y éste tenga poder para cumplirlas, como ésta: «Haced bien a los que os odian» (Mt 5,44). Hay otras que son puramente consejos, como por ejemplo: «Vended todo lo que poseéis y dadlo en limosna» (Lc 12,33), porque nuestro Señor no obliga a nadie a vender todos sus bienes para dárselos a los pobres; esto es sólo para una mayor perfección.

Finalmente, hay otras que son también puros consejos evangélicos, pero que sin embargo obligan a veces a observarlos por haberse convertido en preceptos; esto sucede cuando se ha hecho voto de guardarlos, haciendo voto de pobreza, castidad y obediencia, ya que los consejos evangélicos se refieren y se reducen a estas tres virtudes, pues no hay ninguno que no tenga que ver con la pobreza, con la castidad o con la obediencia. (Cf. Op. cit., n. 690 y 691).
PROFUNDIZACIÓN PERSONAL
- Pregúntate y comparte al grupo, cuál es tu grado de sensibilidad, acercamiento y compromiso con la realidad de pobreza que conoces.
- Si Dios te llamada a entregar -no sólo un poco de tu tiempo, unos meses, unos años- sino toda tu vida, al servicio de los más abandonados.... ¿qué estás dispuesto a hacer?

Oración final. Señor, Dios nuestro, que pusiste como fermento del mundo la fuerza del Evangelio, concede a cuantos has llamado a vivir en medio de los afanes temporales que, encendidos de espíritu cristiano, se entreguen de tal modo a su tarea en el mundo, que con ella construyan y proclamen tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Tema 2
"EL POBRE PUEBLO SE MUERE DE HAMBRE Y SE CONDENA"


• Ritos iniciales.
• Oración preparatoria para todos los días.

ENCUENTRO CON LA PALABRA:
Para Moisés la experiencia de encuentro con Dios se tradujo en un compromiso de liberación para su pueblo (Ex, 3,7).

Reflexión
Con esta frase lapidaria, "EL POBRE PUEBLO SE MUERE DE HAMBRE Y SE CONDENA"
Vicente de Paúl describe la miseria material y el abandono espiritual en que se encontraba la mayoría del pueblo, de su época. Al entrar en la familia de los Gondi como preceptor de los hijos y capellán de todos ellos, Vicente tiene 33 años. Ha entrado al servicio de estos magnates (descendientes de poderosos banqueros florentinos) por influencia de su amigo Pedro de Berulle, sacerdote famoso y fundador de una escuela de espiritualidad cristiana y sacerdotal.

Las guerras convulsionan a Francia por los cuatro costados: el asesinato de Enrique IV (1610) no va a arreglar las turbulencias religiosas. Unos años más tarde, el 1618, comienza la Guerra de los Treinta Años. Además, hay que consignar las guerras de religión, guerras contra España, las frondas parlamentarias y de la nobleza, etc. Todas ellas, más el lento auge de Francia comandado por Richelieu y Mazarino, pesarán sobre las débiles espaldas de los campesinos. Ellos responderán con rebeliones. Pero Seguier, Boullon, Fouquet y otros muchos, ya se encargarán de aplastar toda rebelión y elevar los impuestos a la altura de lo inconcebible. Además de rebelarse, los campesinos tienen otra opción: morirse de hambre. Y lo harán abundantemente, durante todo este tiempo tormentoso. Para que lo hagan más deprisa, vendrán a ayudarlos, además de los impuestos insoportables, las malas cosechas y la peste.

No es fácil comprender hasta dónde llegaba el "umbral de la pobreza" en aquella sociedad. Tal vez nos sirva de espeluznante indicador la carta que un sacerdote escribió a Vicente de Paúl: El hambre es tan grande que vemos a los hombres comer tierra, masticar la hierba, arrancar la corteza de los árboles, desgarrar los miserables harapos de que están cubiertos para tragárselos. Pero lo que no nos atrevíamos a decir, si no lo hubiéramos visto, es que da horror cómo se comen sus brazos y sus manos, y mueren en esa desesperación”. O la comunicación que le hace otro sacerdote: "Se lo digo con toda sinceridad, hay más de ciento que parecen esqueletos cubiertos de piel. Es la cosa más espantosa que puede imaginarse" (III, 125). La mortandad infantil alcanzaba a más del 50 por 100 de los nacidos. La edad media de vida estaba entre los 25 y los 30 años. Las epidemias causaban casi el 40 por 100 de los fallecidos. El analfabetismo era total: solamente sabían leer y escribir dos millones y medio entre una población de casi veinte.
Sobre una maldita trilogía compuesta por "la peste, el hambre y la guerra" se levantaba un cínico monumento a la más cruel miseria física, síquica y moral.

Tres descubrimientos fundamentales
No se puede entender correctamente la transformación de Vicente de Paúl sin penetrar en los cimientos de esa conversión. Porque, en definitiva, su cambio y conversión es el fruto lógico y maduro de estos tres descubrimientos:

a. Los pobres, una terrible pregunta de Dios: Como a Caín, también a Vicente de Paúl Dios le pregunta: "¿Dónde está tu hermano?". Ya, para Vicente de Paúl, los pobres han dejado de ser un número estadístico o un vertedero de la piedad y de la ideología.

Ahora, su visión de los pobres es netamente evangélica. Y sus posturas y acciones a favor de los pobres van a nacer, no de su sentido ético o de su humanismo, sino de su pasión por Cristo en los pobres y por los pobres en Cristo. Vicente da el paso de "buscador de sus negocios” a "buscador de los negocios de Dios". Esos negocios de Dios son la lucha por la justicia, la defensa de los pobres y la concientización de las gentes a favor de los excluidos. En el camino de la vida que va de Jerusalén a Jericó, Vicente de Paúl deja de ser el fariseo y el escriba que pasan de largo, y se convierte en el buen samaritano.

b. Cristo, Dios encarnado en la historia: Vicente de Paúl se convierte en un santo, no en un activista. Sus acciones sólo se explican desde Dios. Y, concretamente, Dios le lleva al descubrimiento de los pobres. La pedagogía de Dios le ha ido guiando lentamente hasta los pobres. Vicente de Paúl descubre, sobre todo, el capítulo 25 del evangelio de San Mateo. Descubre el anonadamiento de Cristo, el vaciamiento del que, siendo Dios, se rebajó hasta tomar la condición de siervo. Descubrió una verdad fundamental: "Jesucristo vino a evangelizar a los pobres " (XI, 403).

c. La organización de la caridad: Vicente de Paúl descubre que la caridad es el centro neurálgico del creyente. Dice: "Hay que ir a Dios a través del servicio a los pobres " (IX, 89). Pero, para él, la caridad no se queda en mera beneficencia. Tiene que ser una caridad organizada, una caridad que conjugue cuatro planos complementarios: acción asistencias, acción promocionar, denuncia de las estructuras injustas y transformación hacia estructuras justas, y concientización a los poderes públicos sobre la responsabilidad que tienen de respetar y hacer efectivos los derechos de los pobres. Se dice que San Vicente organizó, por toda Francia, una red de organización de la caridad que hoy sería la envidia de cualquier organización moderna. Ha sido uno de los pocos santos que ha tenido un gran conocimiento y una gran claridad en los asuntos económicos y financieros

PROFUNDIZACIÓN PERSONAL
La Organización de la Caridad. "Hay que ir a Dios a través del Servicio de los Pobres". Para Vicente de Paúl la Acción Cristiana es el Amor que se expresa en la realización de la Justicia, la cercanía a los desheredados; una acción empeñada en el cambio. Desde este planteamiento. ¿Cómo integras en tu vida "fe y compromiso...?

ORACIÓN
Oh apóstol insigne de la caridad, glorioso san Vicente de Paúl, que viviendo en el mundo os hicisteis a todo a todos, para ganarlos a Jesucristo, extendiendo vuestro celo por la salvación de los prójimos y remedio de sus necesidades a todas las clases de la sociedad y a toda especie de miserias; alcanzadme del divino Apóstol de nuestras almas, Cristo Jesús, un verdadero espíritu de caridad, animado del cual me entregue sin reserva a la práctica de las obras de misericordia, a fin de ser del número de aquellos de quienes está escrito: "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia". Así sea.


Tema 3
"SOCORRER A LOS POBRES ES SOCORRER A DIOS"

• Ritos iniciales.
• Oración preparatoria para todos los días.


ENCUENTRO CON LA PALABRA:
En Jesús de Nazaret, la relación con LOS POBRES, adquiere una NOTA ESENCIAL. Dios eligió para Jesús una vida y condición de Pobre y lo envió como BUENA NOTICIA para Los POBRES. (Lc. 4, 16-2 l).

Reflexión.
Las experiencias de Folleville, Châtillon y Montmirail cambiaron definitivamente la orientación vital de San Vicente. Los pobres se adueñaron de su vida. Y en ellos descubrió al mismo Dios. A partir de este momento, y al mismo tiempo que trabaja y se desvive por ellos, desarrolla toda una espiritualidad con estas dos líneas-fuerza fundamentales: * "Los pobres, sacramento de Cristo” Aunque la formulación no es de San Vicente sino de nuestra teología actual, el contenido es rigurosamente vicenciano. A la luz de Mt 25, Vicente descubre que los pobres, antes que destinatarios de sus servicios, son la presencia latente y patente en el mundo del Señor crucificado. Dice, por ejemplo, a las Hijas de la Caridad: "Al servir a los pobres, se sirve a Jesucristo. Hijas mías, ¡cuánta verdad es esto!. Servir a Jesucristo en la persona de los pobres. Y esto es tan verdad como que estamos aquí. Una Hermana irá diez veces cada día a ver a los enfermos, y diez veces cada día encontrará en ellos a Dios...” (IX, 240).
* "Los pobres son nuestros amos y maestros" (IX, 125, 862). Son maestros porque nos revelan a Jesucristo, porque en su necesidad y sus acontecimientos nos indican cuál es querer de Dios... Son amos porque, aunque sean duros y exigentes, en ellos está Nuestro Señor. Y al Señor se le sirve. De las experiencias decisivas en la vida de Vicente, éste se "vio obligado" a mantener este "espíritu" en la Iglesia. Fundó la "Congregación de la Misión", para evangelizar a los pobres, las "Cofradías de la Caridad" (hoy, "Voluntarias de la Caridad"), la "Compañía de las Hijas de la Caridad" para servir a los pobres. Estas instituciones y otras que surgieron posteriormente, pero impregnadas en el mismo espíritu de San Vicente (como por ejemplo, las "Conferencias de San Vicente", "Juventudes Marianas Vicentinas" y la asociación de la "Medalla Milagrosa") forman parte y mantienen, en nuestro tiempo, lo que llamamos el espíritu vicentino, que consiste en una atención integral a los Pobres, en la defensa de sus derechos, en la promoción de ellos para que salgan de su estado, en la "lucha" por un ordenamiento social más justo, en su evangelización ... Todo ello, sin hacer dicotomías extrañas, se puede englobar en lo ahora llamamos "atención integral a los excluidos". "Venir a evangelizar a los pobres no se entiende solamente enseñar los misterios necesarios para la salvación, sino hacer todas las cosas predichas y prefiguradas por los profetas, hacer efectivo el Evangelio" (XI, 3 9 l). "Vosotras -seguía diciendo San Vicente a las Hijas de la Caridad- no estáis solamente para atender a los cuerpos de los enfermos, sino también para darlos instrucción en lo que podáis" (IX, 63).

Vicente de Paúl vivió hasta una edad muy avanzada, a pesar del enorme trabajo que, hasta el último momento, llevó a cabo: estructuración y aprobación de las tres instituciones fundadas por él; animación espiritual a sus hijos e hijas; acciones políticas con Richelieu, Mazarino, en la Corte real como miembro del Consejo de Conciencia..., todas ellas a favor de los pobres; predicación de misiones populares... Para la media de edad de aquel tiempo, fue realmente un longevo. Murió el lunes 27 de Septiembre de 1660, a las cuatro cuarenta y cinco de la madrugada. Se puede decir que, hasta el final, permaneció en su puesto de trabajo, como él quería que muriesen sus Sacerdotes de la Misión: "con las armas en la mano". En su funeral, al que asistieron en masa los pobres de París, Monseñor Enrique Maupas de Tour declaró: "Este hombre ha cambiado casi totalmente el rostro de la Iglesia".

PROFUNDIZACIÓN PERSONAL
- Señala lo que más te haya impactado de la evolución personal de S. Vicente de Paúl.
- Los Pobres Una Terrible Pregunta De Dios: Dios nos grita en las necesidades y carencias de todos aquellos que viven en la Pobreza, la marginación, la exclusión. Para percibir el grito de Dios hay que acercarse a la realidad. - ¿Estás atento a lo que sucede a tu alrededor?.
- A nivel personal, ¿te has acercado o vives de cerca alguna realidad del mundo de la pobreza?

ORACIÓN
¡Oh glorioso San Vicente, celeste Patrón de todas las asociaciones de caridad y padre de todos los desgraciados, que durante vuestra vida jamás abandonasteis a ninguno de cuantos acudieron a Vos! Mirad la multitud de males que pesan sobre nosotros, y venid en nuestra ayuda; alcanzad del Señor socorro a los pobres, alivio a los enfermos, consuelo a los afligidos, protección a los desamparados, caridad a los ricos, conversión a los pecadores, celo a los sacerdotes, paz a la Iglesia, tranquilidad a las naciones, y a todos la salvación. Sí, experimenten todos los efectos de vuestra tierna compasión, y así, por vos socorridos en las miserias de esta vida, nos reunamos con vos en el cielo, donde no habrá ni tristeza, ni lágrimas, ni dolor, sino gozo, dicha, tranquilidad y beatitud eterna. Amén.

FRASES DE SAN VICENTE.


"Al servir a los Pobres se sirve a Jesucristo" C. IX, 252

"Por consiguiente, debe vaciarse de sí mismo para revestirse de Jesucristo" C. XI 342

"No me basta con amar a Dios, si no lo ama mi prójimo" C. XII, 262

"¡Cómo! ¡Ser cristiano y ver afligido a un hermano, sin llorar con él ni sentirse enfermo con él! Eso es no tener caridad; es ser cristiano en pintura." CXII, 271

"Si se invoca a la Madre de Dios y se la toma como Patrona en las cosas importantes, no puede ocurrir sino que todo vaya bien y redunde en gloria del buen Jesús, su Hijo..." C. XIV, 126

"No puede haber caridad si no va acompañada de justicia" C. II, 54

"Nada mas grande que un sacerdote a quien Dios de todo poder sobre su Cuerpo natural y su Cuerpo místico"

Posted in San Vicente de Paúl

ENCUENTRENOS EN:

Siguenos en las siguientes redes sociales, tambien puedes escribirnos tus inquietudes y nos pondremos en contacto lo antes posible.