YT Peak - шаблон joomla Joomla

La Familia Vicentina

Por: PadreRodrigo Restrepo Bernal, C.M.

1. PRESENTACIÓN

En la Congregación, y en nuestra Provincia, las últimas décadas han marcado una nueva toma de conciencia sobre dos aspectos de nuestra espiritualidad y de nuestra acción : nuestro papel como asesores y animadores de los laicos, y la realidad de la gran Familia Vicentina. “ El acompañamiento y asesoría de la Familia Vicentina constituye una prioridad pastoral para la Provincia.”

familia vicentina

 

La Provincia ha dado, en este sentido, un paso significativo, al ser nombrado por el Padre Visitador, como Asesor Nacional de la Familia Vicentina un Cohermano que, libre en lo posible de otros compromisos, pueda animar y coordinar todo el trabajo de asesoría y acompañamiento a las diversas ramas.

La reflexión hecha en las últimas reuniones de la Congregación de la Misión, condujo poco a poco a dar una identidad propia a la necesidad de trabajar en estrecha coordinación con las Parroquias y las Misiones, con los laicos.

Y para orientar nuestro trabajo, se vio la necesidad de elaborar un derrotero, que contenga los principales elementos, tanto doctrinales como prácticos, que debemos tener en cuenta en el trabajo que nos corresponde como animadores y asesores de la distintas ramas laicales de la Familia Vicentina.


Padre Rodrigo Restrepo Bernal c.m.
Director del Seminario Interno
Apostólica Santa Rosa de Cabal, Risaralda.
2015.

2. CONSTATACIONES DE LA REALIDAD

2.1. Realidad mundial:

San Vicente de Paúl fue, casi más que Fundador de Congregaciones, organizador del trabajo de los laicos, hombres y mujeres, al servicio de la caridad. Y en su propia vida los laicos jugaron un papel preponderante. Fueron laicos los que, en numerosas ocasiones, despertaron la atención de San Vicente sobre las necesidades, espirituales y materiales, de los pobres. “ Ay, Señor Vicente: ¿ qué remedio podemos poner? ”, le dijo la Señora de Gondi. Y la respuesta a ese interrogante desencadenó el proceso de nacimiento de la Congregación de la Misión. En Chatillon, fueron unos laicos los que lo llevaron a hablar de las necesidades de una familia pobre y a ir a visitarlos y socorrerlos. Fue una laica, Margarita Naseau, la que tuvo la primera iniciativa de ponerse al servicio de los pobres, iniciativa que orientó a San Vicente y desembocó en la Compañía de las Hijas de la Caridad. San Vicente descubrió el inmenso potencial de recursos, hasta entonces inexplotados, que los laicos podían poner al servicio de la caridad, y los despertó y organizó. En el Reglamento de la primera Cofradía de la caridad, en Chatillon, fechado en noviembre de 1617, “ se hallan los elementos esenciales del pensamiento y de la acción del Señor Vicente, relacionados con la organización del laicado en la Iglesia en función de los pobres :

La necesidad de estar y de obrar juntos
Un proyecto total, - espiritual y corporalmente – así los laicos no podrán contentarse con lo temporal. ( “ En tiempos de San Vicente de Paúl…y hoy”, Editorial CEME, 1995, Vol.I, pág. 59)

El carisma Vicentino es de grandísima actualidad, y ejerce verdadera
fascinación entre los laicos, especialmente los jóvenes y como don del Espíritu, es un patrimonio que pertenece a toda la Familia Vicentina, más allá de las fundaciones de San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac.


La espiritualidad Vicentina es una experiencia de Dios y de servicio al pobre y su esencia es el cumplimiento de la Voluntad de Dios, siguiendo a “Jesucristo pobre, evangelizador de los pobres”.

2.2. Realidad colombiana

“El acompañamiento y asesoría a la Familia Vicentina constituye una prioridad pastoral para la Provincia. Por otra parte, sus diversas ramas esperan y piden de nosotros dicha asesoría”

Las Hijas de la Caridad asesoran varias ramas de la Familia Vicentina, especialmente con la espiritualidad mariana; y ellas mismas merecen y esperan de nosotros mayor apoyo.

“ En la vida de la sociedad y de la Iglesia, son cada vez más claros el protagonismo y la relevancia de la mujer “

A nivel Nacional existen trece ramas de la Familia Vicentina:

Asociación Internacional de Caridades: A.I.C.
Congregación de la Misión: C.M.
Hijas de la Caridad: H de la C.
Sociedad San Vicente de Paúl: S.S.V.P.
Hijas e Hijos de María Inmaculada: HMI
Juventudes Marianas Vicentinas: J.M.V.
Voluntariado Juvenil Vicentino: VOLJUVI
Niños Amigos de Vicente y Luisa: NAVYL
Fundación Vicentina Luisas de Marillac
Asociación de la Medalla Milagrosa: A.M.M.
Misioneros Seglares Vicentinos: MISEVI
Damas del Santuario de Santa Rosa de Cabal
Hijos de la Caridad


Como parte de la Familia Vicentina, en algunos lugares, existen ramas particulares:

Comité de Liturgia
Grupo de Acólitos
Grupo de familias Vicentinas
Grupo Familia y Comunidad
Asociación de Exalumnos de la Apostólica: ADEXA

Es evidente y muy preocupante el envejecimiento de algunas de las ramas de la Familia Vicentina.

“Cada vez más, hay grupos de laicos pertenecientes a la Familia Vicentina que participan en nuestras misiones, sobre todo en los llamados tiempos fuertes.”

En buena parte de los Misioneros de la Provincia, “ falta sensibilidad y conciencia acerca de la importancia y necesidad de trabajar con la Familia Vicentina.”

Nos hace falta abrir más espacios a la participación de los laicos en la obra de la Iglesia.

“Constatamos el escaso acompañamiento a los fieles laicos en sus tareas de servicio a la sociedad”

3. Objetivo:

“ Animar y orientar
el trabajo de los Cohermanos de la Provincia,
en su labor
como Asesores de las distintas Ramas de la Familia Vicentina”
4. MARCO DOCTRINAL

4.1. Bíblico:

“El espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha consagrado; me ha enviado a dar buenas noticias a los pobres, a aliviar a los afligidos, a anunciar libertad a los presos, libertad a los que están en la cárcel, a anunciar el año de gracia del Señor” Is.61,1-2

“Después de esto, el Señor escogió también a otros setenta y dos y los envió de dos en dos delante de Él a todos los pueblos y lugares donde tenía que ir” Lc.10,1

4.2. Canónico:

“Puesto que, en virtud del Bautismo y de la Confirmación, los laicos …como todos los demás fieles, están destinados por Dios al apostolado, tienen la obligación general y gozan del derecho, tanto personal como asociadamente, de trabajar para que el mensaje divino de salvación sea conocido y recibido por todos los hombres en todo el mundo” CIC 225,1

“Tienen también el deber peculiar, cada uno según su propia condición, de impregnar y perfeccionar el orden temporal con el espíritu evangélico” CIC 225,2

4.3. Magisterio:

“El apostolado de los laicos es la participación en la misma acción salvífica de la Iglesia, apostolado al cual todos están llamados por el mismo Señor en razón del Bautismo y de la Confirmación” Vat. II, L.G. 33

“Los seglares pueden ejercer su labor de apostolado como individuos o reunidos en diversas comunidades o asociaciones” Vat. II, A.A. 15

“Los mejores esfuerzos de las parroquias… deben estar en la convocatoria y en la formación de laicos misioneros” D.A.174

“Para cumplir su misión con responsabilidad personal, los laicos necesitan una sólida formación doctrinal, pastoral, espiritual, y un ordenado acompañamiento” D.A.212.

4.4. Vicentino:

El fin de la Congregación de la Misión se logra “ cuando sus miembros y comunidades, fieles a San Vicente… ayudan en su formación a clérigos y laicos y los llevan a una participación más plena en la evangelización de los pobres” Const. 1,3

“La expresión Familia Vicentina no debe ser entendida en sentido jurídico canónico sino como un termino pastoral. Con la expresión Familia Vicentina pretendemos referirnos al conjunto de congregaciones, organismos, movimientos, asociaciones, grupos y personas que de forma directa o indirecta prolongan en el tiempo el carisma vicentino. (Doc. final AG 98)

Debemos ayudarnos mutuamente buscando la paz y la unión porque ése es el vino que robustece y alegra a los viajeros en este camino estrecho de Jesucristo. Es lo que recomiendo con todo el cariño del corazón (San Vicente de Paúl)

“¡Ser cristiano y ver afligido a un hermano, sin llorar con él ni sentirse enfermo con él! Eso no es tener caridad; es ser cristiano en pintura; es carecer de humanidad; es ser peor que las bestias” (SVP XI, 561).

“Entremos en el espíritu (de Jesús) para entrar en sus acciones. No basta con hacer el bien, sino que hay que hacerlo bien” (SVP XI, 468)

Estamos convencidos del insustituible protagonismo de los laicos en el proceso evangelizador (convicción 2 A G 98)

Aplíquense a la promoción y preparación conveniente de lo laicos, incluso para los ministerios pastorales necesarios en la comunidad cristiana. (C 15)


“ Los misioneros tendrán especial cuidado de las asociaciones de los laicos fundadas por San Vicente o que dimanan de su espíritu, pues como tales tienen derecho a que las asistamos y fomentemos. 2. si bien todos los misioneros deben estar preparados para prestar dichos servicios, es necesario, sin embargo, que haya algunos más versados en este cometido. 3. Procúrese que esta animación tenga una dimensión espiritual, eclesial, social y cívica. ” (Estatutos 7)
5. ORGANIZACIÓN DE LA FAMILIA VICENTINA EN COLOMBIA

FAMILIA VICENTINA

JUCOVI INTERNACIONAL

VISITADOR JUCOVI NACIONAL

ASESOR NAL. JUCOVI LOCAL

MIEMBROS RAMAS

6. PAPEL DEL ASESOR DE LA FAMILIA VICENTINA

6.1. A nivel nacional:

Ser el secretario ejecutivo de JUCOVI Nacional
Impulsar la formación integral de los laicos
Motivar la vivencia propia de la espiritualidad vicentina
Animar el apostolado para que sea entre los pobres
Propiciar el nacimiento de los grupos y asociaciones vicentinas.

6.2. A nivel local:

Impulsar la formación integral de los laicos
Motivar la vivencia propia de la espiritualidad vicentina
Animar el apostolado para que sea entre los pobres
Propiciar el nacimiento de los grupos y asociaciones vicentinas.


7. COMPROMISOS

Brindar más acompañamiento y asesoría a los laicos
Intensificar la devoción a la Virgen de la Medalla Milagrosa.
Participación en los encuentros de la Familia Vicentina
Profundizar en la teología del laicado
Creer en los laicos, estimularlos y ofrecerles formación.
Apertura y colaboración con las Hijas de la Caridad
Valorar el aporte de la mujer en la vida y acción de la Familia Vicentina.
Apertura a la juventud
Conocer, valorar y fortalecer las obras de asistencia a los pobres.
Estimular y fortalecer las juntas coordinadoras vicentinas, JUCOVI’s
Conocer y establecer relaciones con entidades que trabajen por los pobres y con los pobres.
Celebrar como Familia Vicentina los diferentes acontecimientos vicentinos.
Vivir con alegría el carisma de San Vicente de Paúl, Santa Luisa de Marillac y el Beato Federico Ozanam.
Elaboración de material didáctico vicentino
Creación de los grupos vicentinos donde no existen.
Donde exista algún grupo vinculado en alguna forma a nosotros y comprometido con el servicio a los pobres, pero sin una identidad clara, ofrecerle la posibilidad de adquirir la identidad vicentina.

Posted in Vicentinos en Latino America

También te puede interesar...

ENCUENTRENOS EN:

Siguenos en las siguientes redes sociales, tambien puedes escribirnos tus inquietudes y nos pondremos en contacto lo antes posible.